Tutorial tarta tallada: Casa Seta

Tutorial tarta tallada: Casa Seta

¡Hola! Al fin el otoño llegó y, con él, las hojas vuelven a caer un año más. 

 

 

 

 

Las calles se cubren de una manta amarilla y naranja y los árboles se quedan desnudos esperando el calor de la siguiente primavera. Así que el tutorial de esta semana debía ser, sí o sí, de una tarta relacionada con esta estación del año.

Siempre me han gustado las casas seta, típicas de los cuentos y leyendas ingleses. Es por este motivo que he decidido enseñaros a hacer una tarta en forma de seta gigante. Un tutorial donde te explicaré las claves para aprender a tallar tartas con plantillas, cubrir con ganache para que puedan forrarse perfectamente y muchos otros trucos y texturas. Así que… ¡vamos a ello!

PARA HACER LA TARTA TALLADA EN FORMA DE SETA NECESITARÁS:

  • 4 bizcochos de 15cm de diámetro por 4cm de alto
  • 2 bizcochos de 17,5cm de diámetro por 4cm de alto
  • 1kg de ganache de relleno proporción 1/1
  • 1,3kg de ganache de cobertura proporción 3/1 (puedes consultar mi post sobre cómo hacer la ganache)
  • 1 base de tarta de 25cm de diámetro
  • 1 plantilla de seta a escala 1:1
  • 1 brocheta gruesa acabada en punta
  • Fondant color Crema, Claret, Marrón, Verde Navidad y Caramelo
  • Colorantes en polvo Negro, Borgoña
  • Utensilios básicos de repostería: cuchillo de sierra, espátula para ganache, rodillos de fondant, cúter, regla, herramientas básicas de modelado
  • Sugar Shapers de Innovative Sugarworks para lograr texturas

 

PASO A PASO

En primer lugar, corta la parte superior de todos los bizcochos para que queden bien rectos a excepción de uno de los dos más grandes, ya que se utilizará la forma redonda para la parte superior de la seta.

 

 

Rellena los bizcochos con ganache de relleno o cualquier otro relleno que tenga buena consistencia. Los rellenos tipo mermelada no son adecuados para este tipo de tarta. Antes de poner el último bizcocho, clava la brocheta hasta insertarla en la base. Es una medida de seguridad para que la tarta se mantenga recta y estable.

 

 

Sitúa la plantilla encima de los bizcochos para empezar a cortar la forma adecuada. Para ello, marca la silueta de la seta con un cuchillo bien afilado antes de empezar a tallar la tarta.

 

 

Si te da miedo tallar bizcochos, puedes empezar por la parte superior, redondeando poco a poco hasta conseguir la forma de la plantilla.

 

 

A continuación, talla la silueta del tronco de la seta, redondeando por la base y estrechando justo por la parte superior del tronco. Para hacer la copa de la seta más grande, puedes añadir algún recorte de bizcocho, tal y como señala el dedo en la fotografía.

 

 

Una vez tallado, empieza a cubrir con ganache de cobertura de proporción 3/1 toda la tarta. Es importante que la ganache no esté muy líquida. A mí me gusta que la ganache tenga textura de mantequilla pomada. Ayúdate de una espátula para ganache pequeña para aplicar mejor la ganache.

 

 

Una vez hayas terminado de cubrir con ganache la tarta, alísala utilizando un trozo de polipropileno, doblándolo hasta conseguir el ángulo adecuado para que la ganache quede bien lisa. Deja reposar hasta que la ganache cristalice y endurezca.

 

 

Para cubrir la tarta utilicé el nuevo fondant Renshaw Extra sabor marshmallow, con un toque extra de sabor vainilla. ¡Está más bueno que el fondant Renshaw Extra y tiene la misma textura!

 

 

Para empezar, haz unas piedras rústicas con la ayuda de un molde de silicona (yo tengo el típico de Wilton). Pega el recorte de fondant marrón oscuro con un poco de Crisco (va muy bien para tartas talladas).

 

 

Mezcla un poco de fondant color caramelo con fondant blanco para conseguir un tono crema y estira una plancha de fondant que se ajuste a las medidas de la seta (deberás medir el contorno más ancho de la tarta y el punto más alto). Cubre la tarta previamente con Crisco y a continuación pega el fondant.

 

 

Recorta el exceso de fondant con la ayuda de un cúter de precisión.

 

Estira una tira de fondant blanco teñido de colorante Claret de ProGel. Cubre previamente la ganache con Crisco y forra la parte inferior de la seta con el fondant. Corta el exceso de fondant con un cúter bien afilado.

 

 

Tiñe el fondant anterior con más colorante Claret de ProGel para conseguir una tonalidad más oscura y forra la parte superior de la seta.

 

 

Una vez tengas toda la tarta forrada, es el momento de añadir textura para ganar en detalle y realismo. Yo utilicé uno de los Sugar Shapers de Innovative Sugarworks para texturizar la parte inferior de la seta y hacer las láminas que tienen debajo del gorro. También puedes añadir textura en la base de la seta haciendo algunas líneas verticales.

 

 

Para hacer la madera de la puerta y de la ventana, utilicé el molde de silicona de Wilton. Te permite hacer listones de madera realistas y de forma rápida. Para obtener una pieza entera de fondant texturizado, estíralo hasta formar una plancha gruesa. Aplica almidón de maíz o azúcar glasé en el molde, sitúa el fondant encima de él y vuelve a estirar con el rodillo, presionando continuadamente. Corta la forma de la puerta con la ayuda de la plantilla. A la vez, corta algunos listones individuales para formar el marco de la ventana.

 

 

Rodea la puerta y la ventana con rectángulos irregulares de fondant gris para hacer las piedras de alrededor. Puedes utilizar distintos tonos de fondant gris para que la decoración no quede tan monótona.

 

 

Para hacer la chimenea, necesitarás una pieza de fondant seco. Puede ser cualquier trozo de fondant seco que tengas guardado. Talla un rectángulo y corta un ángulo para adaptarlo a la seta. Clava una brocheta para sujetar la estructura de la chimenea a la tarta. Mezcla un poco de fondant blanco con CMC, haz una lágrima grande, estírala un poco con un rodillo y retuerce los extremos para crear un espiral. Pincha el humo en la brocheta.

 

 

Cubre la tarta con fondant verde navidad (Holly Green de ProGel) y aplica textura con un cepillo de púas.

 

 

Utiliza de nuevo el texturizador de piedras para hacer el camino de entrada.

 

 

Finalmente, aplica colorantes en polvo para matizar la tarta. Yo utilicé color berenjena, negro y crema para dar sombras a la tarta. El resultado final es mucho mejor después de matizar.

 

 

Espero que os haya gustado este tutorial y que podáis poner en práctica todos los trucos que os explico en él. Nos vemos dentro de dos semanas con más tutoriales, contenido ¡y mucho más!

 

1 Comment
  • Samira

    10 octubre, 2019 at 6:47 am Responder

    🥰👏👏👏👏👏

Post a Comment